12 pasos para tomar decisiones

La toma de decisiones está influenciada por diversos factores internos y externos. No solo ayudará aplicar una estrategia poderosa, sino que cuanto más conscientes seamos, más certeras serán nuestras decisiones.

¿Qué tener en cuenta para tomar decisiones correctas? La percepción influye en la toma de decisiones y se define como el proceso por el cual accedemos a información del exterior (a través de los sentidos externos) e interior (a través de los sentidos internos). La percepción es uno de los procesos determinantes para la toma de decisiones. Una vez que la información externa o interna es captada por el organismo, este la procesa e interpreta según el sentido del que se trate. Luego, la información llega a la consciencia. ¿Para qué es importante este mecanismo? Para aprender, comprender y dar significado, organizando así nuestra experiencia, lo que nos permite crear y ordenar nuestro propio mundo, incluyendo el exterior, el pasado y el futuro.

La intuición, junto con la visión, juega un papel importante en la toma de decisiones acertadas. Las decisiones correctas son aquellas que son congruentes con uno mismo. Acertar en la decisión correcta requiere un equilibrio entre la intuición, la visión, la lógica y el análisis. Es precisamente en el equilibrio de estos aspectos complementarios donde cada persona dispondrá de la información necesaria para tomar decisiones correctas.

Cada uno de nosotros tiene una forma de percibir y un énfasis particular que nos inclina hacia el lado racional o intuitivo. Sin embargo, independientemente de esta inclinación, tenemos la capacidad de desarrollar ambas. En todos los casos, están involucrados muchos procesos. ¿Qué procesos intervienen en la toma de decisiones? Además de los sentidos, participan todos los procesos cognitivos y emocionales, como la sensación, la atención, la percepción, las memorias, las expectativas, los gustos, las tendencias, el estado presente, los estilos apreciativos, los sesgos, las inteligencias y las emociones, entre otros.

Cada persona crea su propio mundo en función de su historia, herencia, valores, preferencias y elecciones. La propia conducta influye en la toma de decisiones, al igual que el estilo de funcionamiento y adaptación personal. El estilo de aprendizaje y los aprendizajes acumulados a través de las experiencias influirán tanto en lo que prestamos atención como en la forma en que lo interpretamos y en nuestras preferencias. Las memorias serán determinantes en la motivación y las expectativas, que a su vez impactarán en los sesgos perceptivos y la atención. Es evidente cómo estos diversos procesos se complementan e influencian mutuamente.

Cuando percibimos con cualquiera de nuestros sentidos, ¿quién lo hace en primer lugar? El cuerpo. Es el cuerpo el primero en captar cualquier estímulo, que luego de recorrer el organismo, llega a la consciencia en milésimas de segundo. Si logramos expandir nuestra atención y prestar atención a cada señal corporal previamente, obtendremos información muy valiosa para tomar decisiones acertadas. El cuerpo-mente integrados son la fórmula.

Aumentar nuestro autoconocimiento aumentará nuestra consciencia. Al aumentar nuestra consciencia, dispondremos de estrategias complementarias entre la lógica y la intuición, la razón y el corazón. Estas estrategias, aplicadas a un proceso de toma de decisiones, serán garantías de éxito.

¿Cuál es el proceso a seguir para tomar decisiones?

  1. Definir la situación o problema a resolver.
  2. Ser conscientes de las señales del cuerpo.
  3. Realizar un brainstorming de alternativas y registrar las sensaciones corporales.
  4. Elegir criterios de decisión.
  5. Ponderar los criterios.
  6. Desarrollar y evaluar alternativas.
  7. Analizar el impacto en las diversas áreas de la vida y el entorno.
  8. Ser consciente de las señales del cuerpo - lugar, intensidad, patrón personal de activación.
  9. Detectar las emociones y ponerles nombre.
  10. Elegir la opción que integre el cuerpo y la mente, la razón y el corazón.
  11. Comprobar cómo se siente la alternativa elegida en el cuerpo.
  12. Imaginar el logro en el futuro y escuchar las sensaciones.




Optimized by Optimole