Ante el Covid-19, multiplicá la resiliencia

En este momento tan especial que vivimos en el mundo, muchas personas hablan de amor y foco en lo importante. Tiempo de crisis, tiempo de oportunidades dicen... y ¡vaya si en esta pandemia las hay!

Personas agrupadas entregando comida a médicos y colaboradores de la salud, aplausos a las 21:00 para ellos, otros confeccionando tapabocas, deliveries entregando a más no poder, personas buscando las mejores alternativas para cuidarnos, otros trabajando para que tengamos insumos, empresas adaptando su logística y todos ellos aportando, para que otros podamos quedarnos en casa. Y si, también muchos quedándonos en casa para cuidarnos y

cuidar a los demás. De una manera u otra, está presente la colaboración y la cooperación. Eso que estamos entendiendo cada día, que es, lo que nos llevará como comunidad a salir adelante y tener un saldo positivo.

En estos momentos se hacen evidentes las características de las personas y también de los países, como comunidad de personas. Y seguro veremos esas sociedades más evolucionadas en valores y de las otras. Tengo la creencia que somos de los primeros y que cuando las papas queman, los uruguayos nos unimos. Como otras veces, creo que ésta es una nueva oportunidad. En todo esto, es asumir como parte de la realidad que, a nivel económico, de una manera u otra todos perderemos. Unos antes y otros después, unos más y otros menos. Solo unidos podremos hacer que el país no solo se recupere rápido, sino que crezca. Lo que no hay ninguna duda es que de esta salimos juntos y con resiliencia.

Por eso, necesitamos fortalecer, como personas y como comunidad: la resiliencia - es la capacidad humana que nos permite afrontar situaciones difíciles, sobreponernos y salir fortalecidos-. La buena noticia es que ¡la podemos cultivar y alimentar!

¿Cuáles son algunos de los aspectos claves de la resiliencia? ô Capacidad para entender la realidad y aceptarla.

  • Tener claro que la vida tiene un profundo sentido.
  • Tener una visión positiva de uno mismo.
  • Conocimiento de las propias fortalezas y oportunidades de mejora.
  • Capacidad para comprender nuestras emociones y a partir de eso gestionarlas.
  • Capacidad para solucionar problemas.
  • Flexibilidad.
  • Capacidad para anticiparnos.
  • Buena comunicación.
  • Capacidad para mejorar siempre.
  • Perseverancia.
  • Optimismo.
  • La constante búsqueda de nuevos desafíos.
  • Empatía.

¿Cómo cultivar la resiliencia?

  • Construir y mantener relaciones importantes y significativas.
  • Encontrar la oportunidad en cada crisis. Para eso pregúntate, ¿qué puedo aprender de esto? ¿Cómo será mi mañana a partir de esto que está pasando?
  • Tener claro qué es importante en tu vida, ¿qué es eso transcendente?
  • Tener claras tus metas, ¿qué querés a partir de lo que es importante para vos?
  • Estar conectado con tus valores, con el ¿para qué querés eso?
  • Entender el cambio como parte de la vida y como posibilidad de evolucionar. En lugar de resistirlo, sé protagonista del mismo. Involucrate, ¿qué podés hacer y aportar?
  • Aceptar las crisis como oportunidades, buscarle el sentido, orientarla para crear algo nuevo a partir de lo que sucede. ¿Qué te está enseñando esto que sucede
  • Leer libros que te aportan, peliculas que te inspiran y conversar con personas para potenciarse mutuamente.
  • Colaborar desde tus posibilidades y tus dones, para un mundo mejor.
  • Calmar tu mente diariamente, parar tu diálogo interno que te lleva a un sinfín de rumiaciones y mirar en tu interior. ¿Cuál es tu estado? ¿Cómo te sentís? ¿Qué podés hacer para estar en tu propio equilibrio interno? Eso te llevará a contagiarlo en tu entorno.
  • Identicar tus pensamientos y cambiar los que no te aportan por otros nuevos y positivos. ô Accionar conductas y pensamientos que te empoderen.
  • Cooperar con otros.
  • Poner en práctica estrategias para desarrollar tu creatividad. Desde encontrar diversas alternativas, hacer brainstorming a cambiar hábitos, entre otras cosas.

Einstein decía: "No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar 'superado'..."

Deseo que seamos un gran país, fortalecido, unido y rico en valores. Al Covid-19 lo detenemos juntos. Y es con resiliencia compartida, que podremos no solo salir airosos, sino fortalecidos. ¡Mi invitación hoy y ahora, es a que seamos multiplicadores de resiliencia!





Optimized by Optimole